Cuando una institución de educación superior recibe esta certificación del Ministerio de Educación significa que ha conseguido un mejoramiento continuo que vale la pena reconocer.

La Universidad Tecnológica de Pereira recibirá este martes de mano de la ministra de Educación, María Victoria Angulo, la reacreditación institucional que es el resultado de un arduo proceso de mejoramiento institucional y del cumplimiento de los más altos estándares de calidad académica, administrativa, humana, de investigación pertinencia y relevancia social en la región y el país.

Así que previo a este evento que llena de orgullo a la comunidad académica, hablamos con el profesional de la Oficina de Planeación y líder del proceso de Asesoría para la Planeación Académica, Jaime Andrés Ramírez España sobre la trascendencia de este reconocimiento.

PERIODISTA: Es importante entender ¿qué es una acreditación institucional y porqué es importante para la universidad esta renovación que otorga el Ministerio?

JAIME RAMÍREZ: La acreditación es un reconocimiento que nos hacen el Estado y la sociedad, pero al mismo tiempo es una garantía que nosotros como institución les damos a todos los que hacemos parte de la comunidad de que hacemos las cosas bien, de que tratamos siempre de ser cada día mejores, y con esto lo que busca la acreditación es darnos ese reconocimiento, a una labor que hemos venido haciendo durante muchos años, desde que hemos obtenido la acreditación. Este ejercicio de la reacreditación es importante porque, primero, nos llena de orgullo, hablamos de un merecimiento, de un reconocimiento a una labor que hace la universidad, y creo que como tal lo tenemos que asumir, y segundo, es una invitación también para que podamos de aquí en adelante seguir trabajando para ser cada día mejores.

PERIODISTA: Y ¿qué es una acreditación institucional?, expliquemos porque la normalidad es que la comunidad no sepa lo que es.

JAIME RAMÍREZ: Una acreditación institucional es el acto y es el reconocimiento que hace el Ministerio de Educación nacional, es decir el Estado colombiano, a las universidades que se han destacado por su labor. Este reconocimiento representa entonces un ejercicio que hemos validado con unos pares académicos que nos han acompañado y que han dado fe de que nuestros procesos en la institución son de alta calidad. Esto va de la mano de unos tiempos, de unos plazos, en los que finalmente los años determinan la calidad de los procesos y el compromiso con el aseguramiento de la calidad y con la mejora continua.

PERIODISTA: Cuando hablamos de la calidad en los procesos ¿a qué nos referimos?, es decir cuando una universidad tiene una acreditación ¿qué hace bien para tener esa acreditación?

JAIME RAMÍREZ: Primero que todo tiene programas acreditados que validan la pertinencia de los mismos, demostrando el proceso formativo que se ve alrededor de estos ejercicios académicos, también tienen programas acreditados a nivel internacional y este ejercicio nos permite también validar nuestro compromiso sobre una propuesta que nos hemos venido trazando desde hace más o menos cinco años, desde que empezamos a hablar de las acreditaciones internacionales y los retos que nos representaban. Hablar de la calidad de la universidad es hablar de que todos tenemos una cultura de la mejora continua, que estamos trabajando en esto, entonces, calidad es un elemento que nos invita simplemente a entender que todos en la medida en la que vamos trabajando en la universidad haciendo las cosas bien, de la mejor forma posible, podemos lograr cualquier cosa.

PERIODISTA: Además porque eso significa una calidad que se ve reflejada en los estudiantes y en los egresados, pero también es calidad que se ve reflejada en los docentes, el personal administrativo y el directivo.

JAIME RAMÍREZ: ¡Exactamente! un proceso de calidad es entender que nosotros como universidad hacemos que nuestros estudiantes tengan mejores procesos académicos, unos programas más pertinentes, unos programas con una mejor capacidad de generar unos resultados de aprendizaje que imparten realmente el desempeño de ellos en el contexto, y en el momento del grado es cuando empiezan a validar esos saberes y experticias que han adquirido, también a través, de unos docentes que les han dado de sí lo mejor para que ellos tengan un proceso adecuado y tengan una formación en las mejores condiciones, con los mejores recursos disponibles para la universidad. Lo mejor también es que estamos siendo efectivos en que queremos seguir haciendo mejor las cosas.

Entonces cuando hablamos de una reacreditación tenemos que entender que el proceso para nosotros lo que representa es un compromiso de: ¡felicitaciones va muy bien!  pero tenemos que seguir avanzando en ese proceso de seguir mejorando nuestras prácticas académicas docentes y demás.

Estamos siendo una universidad que ha marcado unos hitos a nivel nacional, nos hemos esforzado y enfocado, por lo que nos merecemos este reconocimiento académico por parte del Estado para toda la comunidad académica que es la que permitió que hoy podamos hacer esta renovación institucional.

PERIODISTA: Justamente, y es que, si una acreditación es importante, la reacreditación es mucho más importante, teniendo en cuenta que re acreditarse es una muestra de que se han mejorado los procesos, expliquemos ¿de qué se trata este logro?

JAIME RAMÍREZ: El tema de la acreditación representa, primero que todo un compromiso con la sociedad, con una serie de elementos y características que tienen que ver con los procesos que se desarrollan en la institución, acreditación es básicamente revisar cómo estamos y cómo vamos. Cuando hablamos de la reacreditación estamos hablando de cómo íbamos y como hemos demostrado crecimiento, un mayor desarrollo en cada uno de los procesos, con los docentes, con los estudiantes, con la internacionalización, con la investigación, con el bienestar, con los recursos administrativos y financieros, en la infraestructura y en todo lo que es esa misión que tiene la universidad y que le da una visión estratégica. Ese cumplimiento de ese ejercicio garantiza que hemos venido haciendo las cosas bien y por eso nos merecemos la reacreditación.

PERIODISTA: Expliquemos a la comunidad externa a la universidad porqué es importante que uno pueda decir que ha sido egresado de una universidad que ha tenido la reacreditación institucional.

JAIME RAMÍREZ: Es importante porque da un acto de fe, de garantía, de certeza de que los procesos que hacemos dentro de la universidad son de calidad y para la sociedad. Cuando los estudiantes egresan de una universidad acreditada, más fácil pueden vincularse al ámbito laboral o pueden tener más oportunidades incluso en el desarrollo de sus propias ideas de negocio.

Es importante porque la sociedad se llena de orgullo cuando empieza a entender que son pocas las universidades que están acreditadas institucionalmente y más cuando hablamos de que la universidad ha tenido una cultura institucional en sus procesos de renovación de la acreditación, porque también es importante mencionar que esta es nuestra segunda reacreditación, entonces sobre la segunda reacreditación es que estamos diciendo: vamos adelante, vamos a ser mejores. Eso es lo que buscamos darle como certeza a la sociedad, a la comunidad que nos acompaña y a los estudiantes, docentes, egresados, administrativos, directivas, y todos los que estamos vinculados a la universidad.

Lo más importante que debemos entender, es que la sociedad, los ciudadanos de a pie, se ven impactados porque reconocen que la Universidad Tecnológica de Pereira desarrolla un proceso de transformación social impresionante, permite que los estudiantes que van egresando tengan mejores oportunidades laborales y esto inmediatamente repercute en mejores condiciones de vida y condiciones sociales para nuestra ciudad, región y país. El alto impacto que han tenido los egresados a nivel mundial, también marca esa garantía y certeza de que estamos haciendo las cosas bien y que podemos seguir mejorando.

PERIODISTA: Entrando en la minucia de los procesos, contémosle a la comunidad universitaria que, para llegar a una reacreditación, es necesario implementar siempre un plan de mejoramiento, hacer un mejoramiento continuo que está en manos de personas como usted. Quiero que nos cuente ¿qué de lo que había antes, cambió de verdad como para merecer la reacreditación?

JAIME RAMÍREZ: Cuando nos dieron la renovación de la acreditación del año 2013, en el informe de pares nos daban una serie de recomendaciones y nosotros desde el mismo momento en el que recibimos la renovación de la acreditación (recibimos nuestra primera renovación de acreditación en el 2007 y en el 2013 se dio por ocho años), lo más importante es que en esa renovación de la acreditación del 2013 nos decían: tienen que trabajar por sus docentes, por mejorar la investigación, por mejorar los procesos de internacionalización, por mejorar un poco más el desarrollo y el proceso de renovación curricular. Hoy podemos dar fe y una garantía de qué nuestros docentes han mejorado, no tanto como quisiéramos en temas de contratación, pero si en tiempos de vinculación, en el número de docentes que ya tienen título de doctorado y es una de las principales metas que nos habíamos propuesto desde el proceso anterior. También empezábamos a evidenciar que era necesario trabajar mucho más por el desarrollo curricular y la política académica curricular de la universidad y precisamente en ese sentido, la línea de lo que fue la renovación del proyecto educativo institucional, la misma construcción articulada de nuestro proceso de autoevaluación institucional del plan de desarrollo institucional, marca ese hito y marca precisamente la participación que requerían nuestros pares en el anterior proceso, mostrando cómo han avanzado nuestros procesos en la práctica y en la participación de toda la comunidad. Eso por mencionar algunos, pero son muchos los temas que estamos trabajando todavía, la categorización y número de grupos de investigación reconocidos, el número de investigadores reconocidos, el tema de la pertinencia es algo que marcó en la última visita la forma en la cual los pares veían como la Universidad está, de verdad, impactando el contexto, haciendo un ejercicio real de transformación, que todas las prácticas de la institución impactan en el sector productivo, el sector cultural, el sector social, el desarrollo de todas las capacidades en el territorio, son una evidencia de nuestra labor y compromiso con la ciudad el departamento y el país.

PERIODISTA: Y en estos detalles quisiera entender, ¿cuántos puntos de mejora reclama el Ministerio y cuáles requisitos debe cumplir una universidad para cumplir esta reacreditación?

JAIME RAMÍREZ: La reacreditación se da es en la medida en que los pares vean una evolución del proceso en la universidad. Son 12 factores que tienen en cuenta.

Estamos hablando de que evalúan la misión del proyecto institucional, a los estudiantes, docentes, los procesos académicos, el factor de visibilidad nacional e internacional, el factor de investigación, la pertinencia e impacto social, autoevaluación y aseguramiento en los procesos de calidad. También todo lo asociado al bienestar institucional, a la organización y gestión institucional, un factor de recursos físicos e infraestructura, también otro factor que es el de los recursos financieros.

En todos esos acabamos de recibir precisamente una mirada crítica, objetiva, que nos decía que hemos mejorado, y lo más interesante es que en el informe previo que nos permitió conocer el Consejo Nacional De Acreditación, la mayoría de recomendaciones están asociadas a continuar con lo que venimos haciendo.

Es una invitación para que todos continuemos trabajando por nuestra universidad, la llevemos en el corazón, y que hagamos las cosas con amor, cariño y disposición para seguir haciéndolo de la mejor forma posible.

PERIODISTA: En nuestro país estamos muy acostumbrados a pensar que las cosas nos las regalan y que puede ser ‘rosca’ que nos entreguen una reacreditación. Entonces quiero que contemos quiénes son los pares académicos, las personas que deciden que la universidad sí ha mejorado y sí se merece esa reacreditación.

JAIME RAMÍREZ: Es que, si bien nos acredita el Ministerio, el ejercicio de evaluación que le hicieron a la universidad, estuvo acompañado por unos pares académicos que vienen de las universidades más importantes de Colombia como la Javeriana o la de Caldas, pares distinguidos que han tenido una trayectoria académica muy reconocida a nivel nacional, es decir que no es el Ministerio.

El Ministerio lo que hace es que recibe un informe de los pares, lo manda al Consejo Nacional de Acreditación que es otra élite de los académicos en Colombia, quienes revisan la información de los pares, revisan el informe de autoevaluación y a partir de allí expiden una recomendación al Ministerio para renovar la acreditación.

Esto no es regalado, esto es luchado, sufrido, gozado y disfrutado porque fue un buen proceso, muy interesante porque construimos participativamente nuestro Proyecto Educativo Institucional y estuvimos de la mano trabajando articulados con todo el plan de desarrollo institucional que fue formulado con vigencia al 2020 – 2028, es un ejercicio muy interesante porque nos permitió articular muchas áreas dentro de la institución, es decir que todos en la institución nos pusimos la camiseta para trabajar por esto.

Hicimos un ejercicio a conciencia de optimización, donde dimos fe de que lo hicimos con todo el amor, la dedicación y la certeza de que lo hicimos bien.

Fecha Publicación: 21 junio, 2021 • 11:48 am • Noticia Principal